El reino de los cielos

5
(3)

El Reino de los Cielos» («Kingdom of Heaven») es una película épica de aventuras y drama histórico dirigida por Ridley Scott, estrenada en 2005. Ambientada durante las Cruzadas del siglo XII, la película sigue la historia de Balian de Ibelin, un herrero francés que se convierte en caballero y viaja a Jerusalén durante las Cruzadas. Al llegar, Balian se encuentra en medio de un conflicto político y religioso.

La trama se centra en la defensa de Jerusalén contra Saladino, el líder musulmán que busca recuperar la ciudad de los cristianos. Balian, a pesar de ser nuevo en la guerra y la política, se convierte en un líder respetado, destacando por su honor y su deseo de mantener la paz. La película explora temas como la fe, la guerra, la política y la moralidad en un contexto histórico turbulento.

El director Ridley Scott también de creador de grandes obras como Gladiator.

Personajes El reino de los cielos

Principales

Balian de Ibelin (Orlando Bloom) – El protagonista, un herrero francés que descubre que es hijo ilegítimo de un caballero. Tras la muerte de su esposa e hijo, busca redención y viaja a Jerusalén. Se convierte en un líder respetado y defensor de la ciudad.

Godofredo de Ibelin (Liam Neeson) El padre de Balian, un caballero respetado que revela la verdadera herencia de Balian y lo lleva a Tierra Santa. Su sabiduría y honorabilidad son fundamentales en el desarrollo de Balian.

Sibila (Eva Green) Princesa de Jerusalén y hermana del Rey Leproso. Se enamora de Balian y lucha con su lealtad dividida entre su esposo, su amante y su reino.

Rey Balduino IV (Edward Norton) El Rey Leproso de Jerusalén, un líder sabio y justo que lucha por mantener la paz entre cristianos y musulmanes a pesar de su enfermedad y las presiones políticas.

Guy de Lusignan (Marton Csokas) Marido de Sibila y ambicioso caballero templario que busca la guerra con los musulmanes para obtener poder y control.

Saladino (Ghassan Massoud) Líder musulmán y comandante del ejército que busca retomar Jerusalén. Es retratado como un líder honorable y respetuoso.

Hospitaller (David Thewlis) Un consejero espiritual y caballero hospitalario que guía a Balian en su viaje espiritual y moral.

Reynaldo de Chatillon (Brendan Gleeson) Un caballero templario beligerante y sin escrúpulos, cuyas acciones agresivas contribuyen al conflicto con los musulmanes.

Tiberias (Jeremy Irons) Un consejero real y líder militar, que sirve al rey Balduino y busca mantener la paz en Jerusalén.

Secundarios

Imad ad-Din (Alexander Siddig) Un noble musulmán, aliado de Saladino. Se convierte en una especie de amigo y respetado adversario de Balian, demostrando la posibilidad de honor y respeto entre enemigos en tiempos de guerra.

El Patriarca de Jerusalén (Jon Finch) Representante de la Iglesia en Jerusalén, un personaje que muestra las tensiones religiosas y el papel de la Iglesia en las Cruzadas.

Rey Felipe II de Francia (Jonas Armstrong) Aparece brevemente al principio de la película. Su presencia establece el contexto político europeo de la época.

Almaric (Velibor Topic) Sirviente leal de Godofredo y luego aliado de Balian en Jerusalén. Su lealtad y habilidades de combate son vitales en varias escenas.

Mullah (Khaled Nabawy) Un líder religioso musulmán, presente en varias escenas con Saladino, reflejando la perspectiva y los valores del mundo islámico.

Obispo (Michael Sheen) Un personaje que representa la perspectiva más dogmática y menos compasiva de la Iglesia cristiana durante las Cruzadas.

Nasir (Kevin McKidd) Un soldado que sirve bajo el mando de Balian en Jerusalén, destacando en varias escenas de batalla.

Resumen película El reino de los cielos

El Reino de los Cielos inicia con Balian, un herrero francés afligido por el suicidio de su esposa, quien es visitado por Godofredo de Ibelin, un caballero cruzado que revela ser su padre. Godofredo insta a Balian a unirse a él en Tierra Santa, ofreciéndole una oportunidad de redención. Tras la muerte de Godofredo, Balian hereda su título y tierras en Jerusalén.

En Jerusalén, Balian se encuentra con un entorno político complicado. El rey leproso Balduino IV mantiene un frágil equilibrio de paz con los musulmanes, pero está muriendo. Guy de Lusignan, un templario ambicioso casado con Sibila, hermana del rey, ansía la guerra para ganar poder.

Balian y Sibila se enamoran, aunque ella sigue casada con Guy. Mientras tanto, Balduino IV muere, y Sibila asciende al trono, eligiendo a Guy como rey. Guy rompe la tregua con los musulmanes, liderando a los cruzados a una desastrosa derrota ante Saladino.

Tras la derrota, Saladino avanza hacia Jerusalén. Balian asume la defensa de la ciudad, organizando a los habitantes y preparándolos para el sitio. En una batalla épica, las fuerzas de Balian resisten valientemente, pero la ciudad finalmente cae ante el abrumador ejército de Saladino.

Final

Saladino, impresionado por la valentía y la integridad de Balian, le ofrece un trato: Jerusalén se rendirá pacíficamente, y a cambio, sus habitantes serán permitidos dejar la ciudad con seguridad. Balian acepta, y la ciudad se entrega sin más derramamiento de sangre.

Después del sitio, Balian regresa a Francia con Sibila. La película concluye con la llegada de Ricardo Corazón de León a Francia, buscando a Balian para unirse a la Tercera Cruzada, pero Balian rechaza continuar con la vida de caballero, eligiendo una vida pacífica como herrero.

Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos

La frase «Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos» es una de las bienaventuranzas mencionadas en el Sermón de la Montaña, que se encuentra en el Evangelio de Mateo (Mateo 5:10) en la Biblia. Estas bienaventuranzas son una serie de declaraciones pronunciadas por Jesucristo, en las que describe las bendiciones espirituales y morales para aquellos que poseen ciertas cualidades o experimentan ciertas situaciones.

Esta bienaventuranza sobre los perseguidos por causa de la justicia, resalta la promesa de Jesús de bendiciones y recompensas en el reino de los cielos para aquellos que enfrentan oposición, sufrimiento o incluso persecución debido a su compromiso con la justicia y la rectitud.

En el contexto cristiano esta enseñanza es vista como una exhortación a permanecer firmes en la fe y en la práctica de la justicia, incluso en medio de la adversidad o la persecución. Simboliza la promesa de recompensa celestial y la afirmación de que el sufrimiento terrenal por causas justas tiene un propósito y valor eternos. Refleja una de las enseñanzas centrales del cristianismo, que es la valoración del sacrificio y la entrega en pos de principios morales y espirituales superiores.

Los últimos serán los primeros en el reino de los cielos

La frase «los últimos serán los primeros en el reino de los cielos» es una enseñanza de Jesucristo que aparece en varios pasajes del Nuevo Testamento de la Biblia, especialmente en los evangelios. Este concepto se encuentra en Mateo 19:30, Mateo 20:16, y Marcos 10:31, entre otros.

Esta enseñanza es parte de la visión de Jesús sobre la justicia divina y el reino de Dios, que a menudo desafía las normas y expectativas sociales y culturales de su tiempo. La frase sugiere una inversión de los valores mundanos: aquellos que son vistos como menos importantes o «últimos» en la sociedad terrenal pueden ser considerados los más importantes o «primeros» en el reino de Dios.

Esta idea refleja un énfasis en la humildad, el servicio a los demás y el amor desinteresado. La prioridad en el reino de Dios, según Jesús, no se basa en el poder, la riqueza, o el estatus social, sino en la bondad, la generosidad, y la fidelidad a los valores espirituales.

Ha sido interpretada de diversas maneras a lo largo de la historia, pero generalmente se entiende como un llamado a la compasión y al servicio, y una promesa de que la justicia divina finalmente prevalecerá, ofreciendo esperanza y consuelo a los marginados y desfavorecidos.

Lugares de España donde se rodó el reino de los cielos

«El Reino de los Cielos» fue rodada en varios lugares de España, aprovechando la diversidad de paisajes y arquitectura histórica del país, que resultó ideal para recrear el ambiente de las Cruzadas y la Tierra Santa del siglo XII. Algunos de los lugares más destacados en España donde se rodó la película incluyen:

Castillo de Loarre, Huesca (Aragón): Este castillo románico del siglo XI fue una de las principales locaciones de la película. Su arquitectura medieval y su posición elevada proporcionaron el escenario perfecto para varias escenas clave.

Segovia: La ciudad de Segovia, con su impresionante acueducto romano y su arquitectura medieval, fue utilizada para algunas escenas de la película. Su ambiente histórico ayudó a recrear la sensación de estar en el Medio Oriente durante las Cruzadas.

Ávila: Las murallas de Ávila, bien conservadas y con un aspecto medieval auténtico, se utilizaron para representar partes de Jerusalén y otras ciudades de la Tierra Santa.

Palacio de Carlos V, La Alhambra, Granada: El Palacio de Carlos V en el complejo de la Alhambra sirvió como locación para algunas escenas interiores, gracias a su diseño renacentista que complementaba la estética deseada para la película.

Desierto de Tabernas, Almería (Andalucía): Conocido por ser un lugar popular para el rodaje de películas del género western, el Desierto de Tabernas ofreció un paisaje árido que se utilizó para representar el ambiente del Medio Oriente.

Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Jaén: Este parque natural en Andalucía proporcionó un escenario montañoso y natural para algunas escenas de la película.

Estos lugares en España ofrecieron a los realizadores de «El Reino de los Cielos» una variedad de entornos que pudieron representar de manera convincente distintas partes de la Tierra Santa y el Medio Oriente durante el período de las Cruzadas. La elección de estas locaciones contribuyó significativamente a la autenticidad visual y al ambiente histórico de la película.

Castillos el reino de los cielos

Los castillos tienen papel significativo tanto en términos de su importancia estratégica como de su valor simbólico. La representación de los castillos refleja la arquitectura y las fortificaciones características de la época de las Cruzadas en el siglo XII.

Kerak Castle: Aunque no se menciona explícitamente por su nombre en la película, el Castillo de Kerak (o Krak de los Caballeros) es uno de los castillos que se puede identificar. Es una fortificación importante de los cruzados en el Levante y se muestra en varias escenas, especialmente en aquellas que involucran a Reynaldo de Chatillon, quien históricamente fue Señor de Kerak.

Jerusalén: La ciudad amurallada de Jerusalén, aunque no es un castillo en el sentido convencional, actúa como una fortaleza gigantesca en la película. La defensa de sus muros y puertas es un aspecto crucial, especialmente durante el asedio final por parte de las fuerzas de Saladino.

Ibelin: El dominio de Ibelin, que Balian hereda de su padre Godofredo, también cuenta con un castillo. Este lugar sirve como el punto de partida para Balian en su papel de líder y defensor de los habitantes locales.

En la película estos castillos y fortificaciones no solo son importantes desde el punto de vista militar, sino también como centros de poder y autoridad. Representan el control político y militar de los cruzados en la Tierra Santa, así como los lugares donde se desarrollan importantes decisiones políticas y conflictos.

Castillo de Loarre en El reino de los cielos

El Castillo de Loarre en España jugó un papel importante en la película El Reino de los Cielos de Ridley Scott. Este castillo fue utilizado como locación para varias escenas clave debido a su impresionante arquitectura y su bien conservada apariencia medieval, que lo hacía perfecto para representar el ambiente de las Cruzadas del siglo XII.

Construido en el siglo XI, el Castillo de Loarre es uno de los castillos románicos mejor conservados de Europa. Su ubicación en una colina ofrece vistas espectaculares, lo que lo hacía ideal para las tomas panorámicas y las escenas de batalla en la película. Las características arquitectónicas del castillo, como sus torres, murallas y capilla, fueron utilizadas para representar tanto escenas en Jerusalén como en otros lugares de la Tierra Santa.

Análisis El reino de los cielos

El Reino de los Cielos es una película épica que explora temas de fe, honor, y justicia en el contexto de las Cruzadas del siglo XII. Dirigida por Ridley Scott, la película se centra en la vida de Balian de Ibelin, un herrero francés que se convierte en caballero y líder en la Tierra Santa.

Tema

El tema principal es el conflicto entre la fe religiosa y la moralidad personal en tiempos de guerra. La película explora cómo las creencias y los ideales religiosos pueden ser manipulados para justificar la violencia, mientras que también destaca la importancia de la compasión y la tolerancia entre diferentes culturas y religiones.

Mensaje

El mensaje central de «El Reino de los Cielos» es la búsqueda de la paz y la justicia en un mundo dividido por el conflicto religioso. A través del viaje de Balian, la película transmite la idea de que la verdadera nobleza y honor no se derivan del nacimiento o la posición social, sino de las acciones y decisiones de una persona. La película aboga por la comprensión y el respeto mutuo entre diferentes culturas y religiones, subrayando que la humanidad compartida es más importante que las divisiones ideológicas.

Balduino

Rey Leproso: Balduino IV es conocido como el «Rey Leproso» debido a su enfermedad. La película muestra cómo la lepra afecta su apariencia y su salud, pero no su capacidad para gobernar. A menudo aparece con una máscara de plata para cubrir su rostro, lo que añade un elemento de misterio y dignidad a su personaje.

Líder Sabio y Justo: A pesar de su juventud y enfermedad, Balduino es presentado como un rey justo y habilidoso. Se esfuerza por mantener la paz entre cristianos y musulmanes en una época de gran tensión religiosa y política.

Diplomacia y Táctica: El Rey Balduino IV sobresale en la diplomacia y en la táctica política. Intenta equilibrar las facciones rivales dentro de su reino y mantener relaciones estables con líderes musulmanes, incluido Saladino.

Influencia en Balian: Balduino juega un papel importante en la vida de Balian de Ibelin, el protagonista. A través de su interacción con Balian, Balduino demuestra su enfoque equilibrado y sensato hacia el liderazgo y la justicia.

Conflictos Internos y Política: La película retrata los desafíos internos que enfrenta Balduino, incluyendo el manejo de figuras ambiciosas y belicosas como Guy de Lusignan y Reynaldo de Chatillon, quienes buscan una guerra abierta con los musulmanes.

Legado y Muerte: La muerte de Balduino IV en la película es un momento crucial, ya que desencadena una serie de eventos que llevan a la caída de Jerusalén. Su fallecimiento marca el fin de un período de relativa paz y el comienzo de una era más turbulenta.

Conclusión y crítica

El Reino de los Cielos destaca por sus impresionantes batallas y su enfoque en la moralidad y el honor en tiempos de guerra. Aunque la película toma ciertas libertades históricas, ofrece una visión intrigante de un período complejo y turbulento de la historia.

El reino de los cielos es una reflexión sobre la naturaleza humana y la moralidad en medio de la guerra y el conflicto religioso, destacando la importancia de la tolerancia, la justicia y el liderazgo ético.

¿Te ha gustado el resumen?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Añadir comentario